20.5 C
Pereira
miércoles, abril 17, 2024

Procuraduría investigará a policías por caso de estadounidense acusado de abusar de 2 niñas en Medellín

La Procuraduría General ha anunciado una investigación sobre presuntas irregularidades en el caso del turista estadounidense Timothy Alan Livingston, acusado de abusar sexualmente de dos niñas de 12 y 13 años en un hotel de Medellín, y quien abandonó el país la semana pasada.

La procuradora general, Margarita Cabello, declaró este martes que se ha ordenado «iniciar actuación disciplinaria contra miembros de la Policía Nacional del Valle de Aburrá para rápidamente identificar a los agentes responsables de las presuntas irregularidades relacionadas con los recientes hechos ocurridos en un hotel de Medellín».

En referencia al caso, la procuradora afirmó que Livingston fue «retenido inicialmente y dejado en libertad sin la debida judicialización», lo que ha generado un revuelo público y la necesidad de esclarecer responsabilidades por parte de las autoridades.

Cabello enfatizó en la importancia de proceder de manera eficiente y ejemplarizante en este caso, anunciando la designación de un procurador judicial penal como agente especial en la investigación que adelanta la Fiscalía.

El caso ha provocado una ola de indignación en Colombia. El turista estadounidense abandonó el país el pasado viernes después de que fuera encontrado con las menores, pero no pudo ser procesado por ningún delito al no haber sido encontrado en flagrancia.

Ante esta situación, las autoridades no descartan solicitar su extradición una vez avanzada la investigación.

La directora de la seccional Medellín de la Fiscalía, Yiri Amado, reveló que las dos menores están siendo escuchadas para recopilar información y que una comisión de la Embajada de Estados Unidos está acompañando al fiscal en el proceso, mostrando un interés marcado en la judicialización del acusado.

En medio de este escenario, el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, ha anunciado «medidas extraordinarias» para prevenir y mitigar la explotación sexual de menores en la ciudad. Esto incluye la suspensión temporal por seis meses de la demanda o solicitud de servicios sexuales y actividades afines en el espacio público, con el objetivo de proteger a los niños y adolescentes de posibles situaciones de riesgo.

El caso de Timothy Alan Livingston ha resaltado la importancia de fortalecer las medidas de protección infantil y de garantizar una respuesta firme y eficaz ante los delitos relacionados con la explotación sexual de menores. La sociedad colombiana y las autoridades están unidas en su determinación de hacer justicia y proteger a los más vulnerables.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -