18.2 C
Pereira
jueves, abril 25, 2024

Periodistas bajo amenaza por investigar el lavado de dinero y conexiones criminales

En Colombia, la difícil situación de los periodistas que se atreven a investigar y denunciar actividades ilícitas continúa siendo alarmante. Alejandro Villanueva, destacado periodista y director del medio digital Desigual, se ha convertido en el último blanco de intimidaciones por su labor investigativa en la ciudad de Bucaramanga, situada en el noreste del país. La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) ha denunciado las serias amenazas recibidas por Villanueva, subrayando la creciente vulnerabilidad de los periodistas en el país.

Las investigaciones de Villanueva, centradas en identificar los actores detrás del lavado de dinero procedente del narcotráfico y los vínculos familiares de un contralor local con grupos paramilitares, han desencadenado una ola de hostilidades contra él. Según la FLIP, en las últimas dos semanas, el periodista ha sido víctima de amenazas de muerte y hostigamientos, culminando con la recepción de más de diez mensajes intimidatorios a través de redes sociales el pasado 1 de marzo.

Estos ataques no son incidentes aislados. A finales de enero, Villanueva experimentó seguimientos físicos y, a principios de febrero, fue amenazado en dos ocasiones distintas, una de ellas en un centro comercial y la otra a través de un mensaje en redes sociales. Ante la gravedad de la situación, Villanueva ha procedido a denunciar estos hechos ante la Fiscalía, mientras que la FLIP ha solicitado a la Unidad Nacional de Protección (UNP) una evaluación de riesgo urgente para el periodista y su familia.

La FLIP también ha hecho un llamamiento a la Policía Nacional para que implemente medidas de prevención y protección que aseguren la integridad de Villanueva y le permitan continuar con su importante labor periodística sin temor a represalias.

Este incidente se suma a un contexto ya tenso para el periodismo en Colombia. En enero, Mardonio Mejía, director de la emisora comunitaria Sonora Estéreo, fue asesinado en San Pedro, Sucre. Unos meses antes, en mayo, Luis Gabriel Pereira, director del medio digital Notiorense en el departamento de Córdoba, también fue asesinado. Estos crímenes, aún sin resolver, destacan la urgente necesidad de medidas efectivas para proteger a los periodistas en Colombia, quienes enfrentan riesgos significativos al ejercer su profesión.

La situación de Alejandro Villanueva es un recordatorio sombrío de los peligros que enfrentan los periodistas investigativos en Colombia. La comunidad internacional y las autoridades colombianas deben unirse para garantizar que la libertad de prensa sea protegida y que los periodistas puedan informar sin miedo a represalias. La lucha contra la impunidad y por la seguridad de los comunicadores es fundamental para preservar la democracia y el derecho a la información en el país.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -