20.4 C
Pereira
jueves, agosto 18, 2022

¿Pensando en crear un sitio web? Conoce los tipos de hosting disponibles

Los proyectos web tienen capas de tecnologías que debemos manejar apropiadamente para asegurarnos su éxito y factibilidad. Los aspectos visuales del diseño y la estructura pertenecen a la capa más externa, mientras que las tecnologías que hacen posible su publicación en la web, recaen en una capa interna de la que describiremos a continuación.

La web es una vasta red de computadoras distribuidas a lo largo de todo el mundo, las cuales alojan una gran variedad de servicios informáticos a los que podemos acceder desde prácticamente cualquier parte del mundo. Uno de estos servicios es el alojamiento web, mejor conocido como hosting por su denominación en inglés.

Pero existen varias denominaciones sobre este tipo de servicio, por lo que podría resultar un poco confuso a la hora de elegir. A continuación, te contamos lo que debes saber para elegir correctamente.

 

#1 Servidor dedicado

Esta categoría es la primera por una buena razón. Es prácticamente una computadora u ordenador completo, conectado permanentemente a internet y bajo mantenimiento del proveedor en lo que se denomina un data center. El usuario se dedica exclusivamente a utilizarlo de la forma que más le convenga. A pesar de que esta metodología es exclusiva para empresas de grandes escalas, se menciona aquí porque es la primera instancia que sirve de anfitrión para los servicios que se explicarán a continuación.

El usuario es capaz de iniciar sesión remotamente, instalar el software y los servicios que necesite y un acceso completo a todos los recursos de software. Aquí, el usuario tiene acceso root.

 

#2 Hosting VPS

VPS son siglas en inglés que se refieren a: Virtual Private Server. En español significa: Servidor Privado Virtual, y como su nombre lo sugiere, es un servidor como el que se mencionó anteriormente, pero virtual. Es decir que un solo servidor físico puede albergar múltiples instancias de servidores virtuales que son independientes entre sí ya que tienen recursos físicos asignados

La tecnología de virtualización que lo hace posible, permite compartir costos haciendo este tipo de servicio mucho más accesible para proyectos y empresas de menor escala. Los beneficios también son visibles para el proveedor, el cual puede alojar más instancias de servidores en equipamiento existente, optimizando el uso de los recursos y pudiendo mover estas instancias a otros servidores sin afectar al cliente. También es posible ampliar los recursos de hardware (RAM y espacio en disco por ejemplo) con solo un par de clics.

El usuario de este servicio es capaz de iniciar sesión remotamente, hacer copias de seguridad completas del servidor (ya que se trata de un elemento completamente digital), puede instalar el sistema operativo que más le convenga y el software que necesite.

 

#3 Hosting compartido

El tercer elemento de esta pila de servicios es el hosting compartido. En este caso, también virtualizado pero diferenciados en que los usuarios comparten recursos de hardware. A pesar de estar aislados unos de los otros, la actividad de uno de ellos puede afectar a la del resto que se encuentran en el mismo servidor.

Este tipo de servicio permitió una enorme accesibilidad en la web, ya que los costos se abaratan considerablemente haciendo el alojamiento web algo accesible prácticamente para cualquiera.

El usuario de este servicio tiene control sobre los archivos que aloja este servicio, puede conectar con un nombre de dominio (por ejemplo: .com, .net, .org) e instalar software de forma limitada.

 

#4 Cloud Hosting

Aquí la mencionada tecnología de virtualización se observa en su máximo exponente. Se denomina cloud o nube por no residir específicamente en algún servidor, sino que la instancia de alojamiento reside en un clúster de servidores, donde si uno falla, otro toma su lugar.

Esta virtualización permite escalar los proyectos de forma muy sencilla. Si tu proyecto empieza siendo moderado pero crece con el tiempo y con ello las necesidades informáticas, puedes contratar más espacio, memoria o procesamiento según se requiera.

 

#5 Hosting especializado

Este es probablemente el tipo de alojamiento más útil para un proyecto web bien específico. Esta categoría engloba varios servicios especializados que los proveedores crean con las características de hardware y software ya preparados para ejecutar de forma optimizada un software en particular.

Un ejemplo claro y común de esto es el hosting WordPress, que es una forma de hosting compartido pero que cumple con los requisitos técnicos y recomendados para ejecutar un sitio WordPress sin problemas.

 

Si bien en este punto tendremos un panorama más claro sobre los distintos tipos de servicio de alojamiento, queda pendiente saber en cuál de ellos encaja nuestro proyecto web.

Una forma de dimensionar esto puede ser estimar cuántos usuarios en un período de tiempo esperamos tener, y qué tipo de actividades desarrollarán nuestros usuarios. Como regla general, casi cualquier proyecto web como un blog, portafolio de diseñador, página de presentación y pequeñas tiendas en línea encajan perfectamente en hosting compartido o hosting especializado. Si estamos hablando de servicios extras como proveer datos a una app, vamos a necesitar probablemente un hosting VPS.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -