18.2 C
Pereira
jueves, abril 25, 2024

JEP propone sanciones para exmilitares implicados en ejecuciones extrajudiciales

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) ha dado un paso significativo en la búsqueda de justicia para las víctimas de los ‘falsos positivos’ en Colombia. En un comunicado emitido este viernes, la JEP propuso sanciones para ocho de los diez exmilitares acusados de participar en ejecuciones de civiles en el municipio de Dabeiba, ubicado en el departamento de Antioquia (noroeste), entre los años 1997 y 2007.

Esta propuesta de sanciones se produce como resultado de una exhaustiva investigación conjunta del Caso 03 y el Caso 04 de la JEP. El Caso 03 aborda los asesinatos y desapariciones forzadas presentadas como bajas en combate por agentes del Estado, mientras que el Caso 04 prioriza la situación territorial de Urabá. Según el comunicado de la JEP, durante este proceso se establecieron los patrones de acción macrocriminal y se determinaron las responsabilidades individuales de los implicados.

Los uniformados que enfrentarán sanciones son el coronel Edie Pinzón Turcios; los mayores Hermes Mauricio Alvarado Sáchica, Yair Leandro Rodríguez Giraldo y Efraín Enrique Prada Correa; los sargentos Jaime Coral Trujillo, Fidel Iván Ochoa Blanco y William Andrés Capera Vargas; así como el soldado Levis De Jesús Contreras.

El comunicado emitido por la entidad indica que con ello «se determinaron las responsabilidades individuales, se calificaron jurídicamente los asesinatos y desapariciones forzadas cometidos, se recibieron los reconocimientos escritos de los responsables y tras la Audiencia de Reconocimiento de Verdad, la Sala emitió la cuarta Resolución de Conclusiones».

Los ‘falsos positivos’ representan uno de los episodios más oscuros de la historia reciente de Colombia. Estas ejecuciones de civiles por parte de miembros del Ejército, presentadas fraudulentamente como guerrilleros muertos en combate, tenían como objetivo recibir recompensas o beneficios. Según las cifras proporcionadas por la JEP, al menos 6.402 jóvenes inocentes fueron engañados con promesas de falsos trabajos y posteriormente ejecutados por miembros del Ejército.

La JEP, creada a partir del acuerdo de paz firmado en 2016 entre el Gobierno colombiano y las extintas FARC, ha asumido un papel crucial en la búsqueda de verdad, justicia y reparación para las víctimas del conflicto armado en Colombia. La propuesta de sanciones para estos exmilitares implicados en los ‘falsos positivos’ en Dabeiba representa un avance significativo en este proceso, aunque aún queda camino por recorrer en la construcción de una paz duradera y en la garantía de no repetición de estos crímenes atroces.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -