19.4 C
Pereira
miércoles, junio 29, 2022

Embalses y pesca ilegal ponen al borde de la extinción al desmán pirenaico

Es tendencia

- Advertisement -

El desmán de los Pirineos, un mamífero de la península Ibérica y el sur de Francia, ha sido incluido en la lista de especies en peligro de extinción de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), al reducirse su población a la mitad a causa de las actividades humanas.

Este pequeño mamífero emparentado con los topos, cuyo nombre científico es galemys pyrenaicus, era ya considerado una especie «vulnerable», pero la UICN ha decidido aumentar el nivel de amenaza, al considerar que puede extinguirse en un futuro próximo. La alteración del caudal de los ríos y la reducción del nivel del agua a consecuencia de la construcción de centrales hidroeléctricas, presas y embalses, así como la extracción de agua para la agricultura, han reducido su hábitat y con ello han impactado en su población, alertó UICN.Otros factores que han contribuido a la reducción de su población han sido la introducción en su hábitat de especies exóticas invasoras, las prácticas de pesca ilegales con veneno, redes y explosivos, así como el aumento de las sequías a consecuencia de la crisis climática.  Algunas actividades humanas «vuelven muchos lugares inhóspitos para el desmán, aíslan las poblaciones y reducen significativamente las presas y los refugios disponibles para la especie», añadió la organización.

Este animal es uno de los últimos de su línea evolutiva, ya que se trata de una de las dos únicas especies de desmanes que quedan en el mundo, recordó UICN. El desmán es una de las especies que ha cambiado su estatus en la «lista roja» de animales en peligro de extinción que actualiza periódicamente la UICN y que por primera vez ha superado las 40.000 especies.

La organización alerta también con esta nueva lista de que más de 900 de las 6.000 especies de libélulas de todo el mundo se encuentran en peligro de extinción debido a la destrucción de los humedales. El organismo atribuye este deterioro de su hábitat a la expansión de una agricultura y una urbanización «insostenibles» en todo el mundo, a lo que se añaden el efecto adverso del cambio climático, los pesticidas y los contaminantes. EFE

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -