Actualidad de los Juegos Olímpicos

La Federación Internacional Ecuestre (FEI) y el Comité Organizador de Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio (TOCOG) comenzaron con la puesta en marcha de los protocolos de calor y humedad para «permitir a los atletas equinos y humanos optimizar su desempeño con el clima de Tokio», informó la FEI. La monitorización cobra un importancia determinante para la prevención de riesgos en esta modalidad. En este sentido, el uso de cámaras termográficas durante la actividad de los caballos -que permitirá estimar con precisión desde una distancia de 5 a 10 metros la temperatura corporal del atleta ecuestre- se convierte en una de las herramientas más importantes para la prevención de riesgos del animal y, por tanto, repercute directamente en la seguridad del jinete y la amazona. La provisión de sombra, carpas y áreas de enfriamiento especiales (incluidos ventiladores de nebulización fría) para atletas y séquito, y la provisión de instalaciones y medidas para funcionarios y voluntarios, son las medidas relacionadas con los deportistas humanos.

Flora Duffy, nueva campeona olímpica de triatlón

Flora Duffy, de Bermudas, se proclamó nueva campeona olímpica de triatlón, después de ganar la prueba de los Juegos de Tokio 2020, disputada este martes en el circuito del Parque Marino de Odaiba de la capital japonesa, en el que la española Miriam Casillas concluyó vigésima primera. Duffy -campeona del mundo en 2016 y 2017-, de 33 años, capturó el oro olímpico tras cubrir el recorrido, de 1.500 metros a nado, cuarenta kilómetros en bicicleta y diez más de carrera a pie; en una hora, 55 minutos y 36 segundos; y se adjudicó la prueba, marcada por el aguacero que cayó justo antes, por delante de la británica Georgia Taylor-Brown -segunda, a un minuto y catorce segundos- y la estadounidense Katie Zaferes, que fue bronce, a 1:27. La bermudeña sucedió en el historial de la prueba a la estadounidense Gwen Jorgensen, oro olímpico en Rio (Brasil), hace cinco años; que no compitió este martes en la capital de Japón. La pacense Casillas, en su segunda presencia olímpica, fue la mejor española; al acabar vigésima primera, a seis minutos y 16 segundos de Duffy. La barcelonesa Anna Godoy, debutante en Juegos, no acabó una prueba en la que la holandesa Rachel Klamer y Leonie Periault fueron cuarta y quinta; y la veterana suiza Nicola Spirig, única triatleta de la historia con cinco Juegos Olímpicos, acabó sexta, a los 39 años. 

Rusia vuelve a la cumbre olímpica

Veinticinco años después de que gimnastas inolvidables como Alexei Nemov o Nikolay Kruykov ganasen la medalla de oro en los Juegos de Atlanta’96, el equipo masculino ruso volvió a hacer cumbre olímpica con su victoria en Tokio, en un concurso apasionante que se resolvió en el último ejercicio del último aparato. Desde 1996 los cinco títulos olímpicos se las habían repartido Japón y China, que hoy completaron el podio por ese orden. Los campeones sumaron 262,500 puntos, por 262,397 de Japón y 261,894 del equipo chino. Los rusos ya ganaron el último campeonato del mundo, en 2019, con los mismos cuatro hombres que hoy se colgaron el oro olímpico -Nikita Nagornyy, Artur Dalaloyan, David Belyavskiy y Denis Abliazion-, por lo que puede hablarse de cambio de ciclo. Desde que el Equipo Unificado heredero de la URSS se impuso tanto en hombres como en mujeres en Barcelona’92, ellos solo habían ganado en Atlanta y ellas aún no han vuelto a lo más alto. Dos rotaciones le costó a Rusia hacerse con el liderato, pero cuando parecía tenerlo seguro se tropezó con dificultades en el ejercicio de barra y llegó a la sexta rotación con solo 0,640 puntos de margen sobre China y 1,271 sobre Japón. A su pesar, los rusos mantuvieron la intriga hasta el final y los tres participantes en el último ejercicio de suelo se salieron del tapiz. Aun así, ganaron el oro. Un acertado reparto de papeles permitió a Rusia sacar el máximo provecho de sus hombres. Artur Dalaloyan y el campeón del mundo Nikita Nagornyy hicieron los seis ejercicios, pero Belyavskiy fue el mejor en caballo con arcos y paralelas y Abliazin en anillas. El oro fue de verdad para el equipo.

Ledecky debe contentarse con el récord de los 1.500

La estadounidense Katie Ledecky se resarció mínimamente de la derrota encajada este lunes ante la australiana Ariarne Titmus en la final de los 400 libre, al establecer después un nuevo récord olímpico, en las semifinales de los 1.500. Un objetivo más que previsible ya que la piscina de Centro Acuático de Tokio acogió este lunes el estreno en el programa olímpico femenino de la prueba larga de la natación. Prueba en la que Katie Ledecky es además de triple campeona del mundo así como la vigente plusmarquista universal con una marca de 15:20.48 minutos. Un tiempo al que la norteamericana no necesitó acercarse para acceder a la final con el mejor tiempo de todas las participantes con un crono de 15:35.35, que constituye el primer récord olímpico de la distancia. Mínimo premio para una durísima jornada para Ledecky que no solo tuvo que nadar por la mañana la final de los 400 libre y a última hora de la tarde las series de los 1.500, sino que además afrontó entre medias las preliminares de los 200 libre. Una distancia en la que Ledecky se vio bastante más exigida por sus rivales que en la prueba de fondo, como atestiguaron las tan sólo diez centésimas en las que la norteamericana, que firmó el mejor tiempo de la preliminares con un registro de 1:55.28, aventajó a la siguiente clasificada, la canadiense Penny Oleksiak. En algo más superó Katie Ledecky a la australiana Ariarne Titmus, a la que la bastó con firmar unos plácidos 1:55.88 minutos, 60 centésimas más que el tiempo de la norteamericana, pata lograr la vitoria en la cuarta serie y asegurarse su pase a las semifinales.

Cambian fecha de la final del surf

Los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 decidieron este lunes modificar también la fecha prevista para la final de la prueba de surf, que se suma a otros cambios en las competiciones de arco y vela, debido a la llegada de un tifón. El tifón número 8 de la temporada en el Pacífico tocará tierra en la región central de Japón, donde se encuentra Tokio, y en el noreste del archipiélago a partir de mediodía del martes, lo que puede causar intensas precipitaciones y rachas fuertes de viento, según la Agencia Meteorológica nipona. Tokio 2020 se encuentra «trabajando con el COI y las federaciones internacionales relevante para asegurarse de que hay en marcha planes y procesos para responder a inclemencias del tiempo, si fuera necesario», señalaron en un comunicado los organizadores. Los anfitriones, que habían decidido ya cambiar el programa previsto para los próximos días de tiro con arco y remo, anunciaron también el adelanto al martes de las finales de las pruebas olímpicas de surf, que estaban inicialmente previstas para el miércoles. Esta decisión se ha tomado teniendo en cuenta «las condiciones de las olas» previstas para el martes, consideradas mejores para la práctica de este deporte que contaba con un calendario flexible para adaptarlo a las fechas más apropiadas. «Por el momento, no hay más planes para cambiar el calendario de ninguno de los otros eventos previstos para el martes 27», señaló el comité organizador, que añadió que continuará vigilando la situación meteorológica más actualizada «para asegurar la seguridad de todos los participantes en los Juegos». 

Compartir