15.4 C
Pereira
jueves, abril 25, 2024

Colombia el país con más emisiones de mercurio per capita del mundo

La contaminación de ríos por mercurio en Colombia ha alcanzado niveles alarmantes, colocando al país en el foco internacional debido a su posición como el mayor emisor de este metal per cápita en el mundo y el tercer país que más contamina con mercurio a nivel global. La Procuraduría General de la Nación ha emitido una alerta sobre las graves consecuencias ambientales y de salud pública que esta situación está causando, especialmente atribuidas a la minería ilegal.

A pesar de los esfuerzos para combatir esta práctica, el uso de mercurio en la extracción de oro sigue siendo común en regiones como Quinchía, Risaralda, donde las comunidades enfrentan un riesgo creciente. El ente de control ha iniciado mediciones en varios departamentos, incluidos Antioquia, Chocó, Cauca, y Valle del Cauca, entre otros, para evaluar la magnitud de la contaminación.

La Procuraduría, mediante su delegada para Asuntos Ambientales, Minero Energéticos y Agrarios, ha comprometido a intensificar las acciones de seguimiento y vigilancia. La meta es reducir y eventualmente erradicar el uso del mercurio, protegiendo así el medio ambiente y los derechos colectivos de las comunidades afectadas.

Impacto Mundial y Riesgos para la Salud

El mercurio es una sustancia altamente tóxica que no se degrada en el ambiente y puede causar daños cerebrales irreversibles, tanto en humanos como en la fauna silvestre. La exposición a este metal, incluso en pequeñas cantidades, no tiene un nivel seguro conocido, poniendo en riesgo la salud de millones.

A nivel global, la minería artesanal de oro, una práctica de más de 3000 años, es una de las principales fuentes de contaminación por mercurio. Se estima que alrededor de 20 millones de mineros en más de 80 países están involucrados en esta actividad, liberando aproximadamente 2000 toneladas de mercurio al año al medio ambiente.

Llamado a la Acción

La situación en Colombia refleja un problema global que requiere una acción inmediata y coordinada. La lucha contra la minería ilegal y el uso del mercurio no solo es una cuestión ambiental, sino también un imperativo de salud pública. La comunidad internacional, junto con las autoridades locales y nacionales, debe trabajar unida para encontrar soluciones sostenibles que protejan tanto a las comunidades afectadas como a los ecosistemas en riesgo.

Este desafío global exige una respuesta global, donde la educación, la regulación, y el apoyo a métodos alternativos de extracción juegan un papel crucial. Solo a través de un compromiso colectivo podremos esperar mitigar los efectos devastadores del mercurio y garantizar un futuro más saludable para nuestro planeta y sus habitantes.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -