19.4 C
Pereira
jueves, mayo 23, 2024

Anticuerpo muestra promesa en reducir deterioro en pacientes de Parkinson de rápida progresión

Un análisis de datos de un ensayo clínico de fase 2 ha revelado que un anticuerpo monoclonal experimental llamado prasinezumab podría reducir los signos de deterioro motor en pacientes de Parkinson con una rápida progresión de la enfermedad. El estudio, llevado a cabo por el Centro de Innovación de Roche en Suiza, ha generado esperanzas en la comunidad científica sobre el potencial de esta terapia para abordar uno de los aspectos más desafiantes de esta enfermedad neurodegenerativa.

El prasinezumab está diseñado para unirse a la proteína alfa-sinucleína agregada, cuya acumulación en el cerebro es característica de la enfermedad de Parkinson. Se cree que esta agregación es un impulsor clave de la progresión de la enfermedad.

El análisis se centró en pacientes con Parkinson de rápida progresión que participaron en el ensayo clínico de fase 2 llamado Pasadena, que investigó los efectos del prasinezumab en 316 pacientes. Los resultados mostraron que el tratamiento reducía el deterioro de los síntomas motores en comparación con el placebo después de 52 semanas de tratamiento, especialmente en pacientes con una progresión rápida de los síntomas.

Sin embargo, los investigadores advierten que se necesita más investigación para determinar la eficacia del prasinezumab en pacientes con una progresión más lenta de la enfermedad y a largo plazo. Actualmente, se están llevando a cabo ensayos adicionales para confirmar estos efectos y explorar el potencial de este tratamiento en una variedad de pacientes con Parkinson.

A pesar de los resultados alentadores, algunos científicos muestran cautela ante las limitaciones del estudio. El investigador José Luis Lanciego, de la Universidad de Navarra, señaló que la mejoría obtenida hasta el momento es modesta y que se necesitan ensayos a más largo plazo para evaluar completamente la eficacia y los posibles efectos adversos del prasinezumab.

La investigación sobre el prasinezumab representa un paso importante en la búsqueda de tratamientos efectivos para la enfermedad de Parkinson, un padecimiento que afecta a millones de personas en todo el mundo. Sin embargo, queda por determinar su verdadero impacto en la calidad de vida de los pacientes y su viabilidad a largo plazo como terapia para esta enfermedad neurodegenerativa.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -