Date
Martes, Noviembre 13 - 2018 Pereira - Colombia

Facebook Twitter Google Plus One
 
Style1
Testeo de la Modal Window |
POLÍTICA

Artículo leido 2547 veces.

Asamblea analizó realidad étnica y cultural
Publicado 17/10/2010

La diputada, Marta Cecilia Álzate, señaló que la problemática de Risaralda no es ajena al resto del país tanto en la población indígena como en la población afrocolombiana, donde según Afrodes y Global Rights, las estadísticas muestran que el 69% de afrocolombianos no asisten a ninguna institución educativa, el 11% de las niñas y los niños afro colombianos no asisten a la escuela primaria, y la cifra subió al 27% en la educación media en el año 2007.

En cuanto a la situación de la población indígena el panorama no es más alentador, su situación de insalubridad, desnutrición y mendicidad ha trascendido incluso a los medios masivos de comunicación.

No hay normatividad clara y expedita que ampare los derechos de estas poblaciones.

“Necesitamos más organización conjunta entre las poblaciones Emberá Chamí, negra, afro colombiana y raizal, y una forma nueva y diferente de hacer política en el país” señaló Alzate.

La diputada expresó que entre lo objetivos de su movimiento político Mira, está liderar procesos con la comunidad afrocolombiana y grupos étnicos, que promuevan el ejercicio real de sus derechos fundamentales  mundialmente reconocidos, además de  gestionar acciones conjuntas entre el Estado, los gobiernos y la sociedad civil, para el ejercicio libre de su autodeterminación y el desarrollo en contra de todo tipo de discriminación, pobreza o exclusión por razones de raza o ubicación geográfica.

“En este contexto creamos el ‘Departamento de Afrocolombianos’ para profundizar en el tema y dar una mayor atención a esta población”, resaltó.

“Un claro ejemplo de nuestra efectividad a favor de grupos étnicos tradicionalmente excluidos es que desde esta diputación fuimos el primer grupo político en atreverse a hablar a nivel nacional e internacional sobre la mutilación genital femenina a la que son sometidas las niñas de la comunidad indígena Emberá Chamí que habita Risaralda y el sur del Chocó, en Colombia con miras a concertar con dicha comunidad posibles soluciones a dicha práctica”, indicó Martha Cecilia Alzate.

De esta manera la diputada planteó la realización del primer Foro Interamericano sobre la Ablación del Clítoris, lo cual dinamizó la reacción del Estado colombiano y la Comunidad Internacional, en favor de las infantes chamíes, y allí el Gobierno Indígena Embera aclaró que dicha práctica no hacía parte de su acervo cultural.

“Se logró que se pusiera en marcha el proyecto Embera Wera en Risaralda, y se constituye en pieza fundamental para la expedición del Mandato de la Mujer Indígena, documento que lo convalidaron más de 500 mujeres quienes expresaron su voluntad de erradicar esta práctica y garantizar además su protección contra toda forma de violencia”, concluyó.

 

Datos
De los 938 mil habitantes de Risaralda, 17.060 son indígenas
Por su lado la comunidad afro está distribuida así: Pereira 24.410; Dosquebradas 8.737; La Virginia 2.944; Santa Rosa 1.120; Guática 1.536; Pueblo Rico 1.612: Mistrató 77; Marsella 89; Belén 630; Balboa 146; Apía 1.711 y Santuario 9.435.

 
Public
 
 
Ico_comentarios Comentar        Ico_enviar-copia Enviar esta nota         Favoritos y compartir Compartir
1 2 3 4 5
  Calif.
votos
  Prom: 0
 

El Diario del Otún no se hace responsable por comentarios que los lectores publiquen en este espacio, ya que son opiniones personales que nada tienen que ver con el pensamiento editorial de este medio. El Diario del Otún se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, vulgar, que atenten contra la intimidad de las personas o que hagan alusión a publicidades.



 
1
1