Date
Domingo, Septiembre 23 - 2018 Pereira - Colombia

Facebook Twitter Google Plus One
 
Style1
Testeo de la Modal Window |
OPINION

Artículo leido 1267 veces.

Nuestra sólida carta del 91
Publicado 14/06/2018

Alfonso Gutiérrez Millán

Según el profesor George H.Sabine ( un clásico entre los estudiosos de politología), el árbitro de todas las controversias politicas es el poder.Alrededor suyo giran todas las ideologías, todas las ambiciones y todas las propuestas electorales. Y para controlarlo, los políticos realizan periódicas volteretas. Ejemplo de esto lo tenemos en Duque, quien hoy afirma que su propuesta de mezclar el poder judicial con el ejecutivo será “consensuada” nada menos que ¡Con los integrantes de las cortes que propuso suprimir! Y según Petro, ya no habrá constituyente, y los palmicultores o a la familia Char no serán perseguidos etc etc. Ah…y las pérfidas EPS ¡Tampoco se suprimirán!


Semejantes transformaciones “ideológicas” se realizan porque cada candidato sabe que “el otro” no podrá realizar sus amenazas, debido a un hecho reconocido en el ámbito del derecho constitucional: ni la tutela, ni la racionalidad democrática de nuestra corte constitucional han sido desbordadas por ningún presidente; incluyendo al mismísimo Uribe, quien debe sus afugias judiciales al abuso de esa especie de polícía política que encarnaba el tenebroso DAS.


Aunque la carta del 91 haya sufrido numerosas reformas, en su mayoría cosméticas, no lograron suprimir la tutela, ni ese catálogo de derechos fundamentales que todavía constituye la esencia de nuestro ordenamiento jurídico. Y nuestras cortes, superando algunos casos de corrupción, han encarcelado casi un centenar de parlamentarios y mantienen en capilla nada menos que al expresidente Uribe. Innegables hechos que demuestran la necesidad de mantener la añeja fórmula de Montesquieu sobre la separación en tres ramas del poder público. Verdadero pilar o principio de filosofía política que legitima toda clase de teorías democráticas sobre el derecho y el Estado.


Lo anterior viene al caso porque Duque, además del cuidadoso lenguaje “soft power”, se identifica con Petro en el dudosísimo arte de ¡Prometer y hasta amenazar con cualquier tipo de cosas para conseguir votos! De allí que, con algunos amigos, votaremos en blanco: confiando en la sólida estructura de la carta del 91, y más especialmente en la consistencia doctrinaria de nuestra Corte Constitucional para garantizar el futuro de Colombia.

 
Public
 
 
Ico_comentarios Comentar        Ico_enviar-copia Enviar esta nota         Favoritos y compartir Compartir
1 2 3 4 5
  Calif.
2.42857
7 votos
  Prom: 2.4
 

El Diario del Otún no se hace responsable por comentarios que los lectores publiquen en este espacio, ya que son opiniones personales que nada tienen que ver con el pensamiento editorial de este medio. El Diario del Otún se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, vulgar, que atenten contra la intimidad de las personas o que hagan alusión a publicidades.



 
1
1


Public



CLASIFICADOS / PUBLISERVICIOS

Adb33c1896515d64e0e5038c31b65978
6aeb9a4032e3eb0fefa027e73bf0ce7d
4682cf392b8a92732d139104ca19a714
Ac0ce5d5b3acb3e6ea2dafaf05c34255
1767ca6715697db9b526da623d139a88
E8d86bc1a9aaca37d0453f0afa290fe7
9bfa6c3a2098b543f49f9e35b24b79c3
81ba0756f6208b6c69a4d3e76468eef1
Mn_clasi1


Portada en formato PDF
COPYRIGHT © 2013 R.R EDITORES Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
Tratamiento de datos personales

05:56