Date
Lunes, Noviembre 12 - 2018 Pereira - Colombia

Facebook Twitter Google Plus One
 
Style1
Testeo de la Modal Window |
OPINION

Artículo leido 1337 veces.

El sentido
Publicado 12/07/2018

Iván Tabares Marín

Cuando tratamos de explicarnos el sentido de la vida o el significado de los acontecimientos que nos afectan, para bien o para mal, recurrimos a la religión o a un texto escrito, la Biblia, y quedamos satisfechos de haber llegado a la verdad, de haber entendido lo que somos y de comprender el futuro que nos espera. En otras palabras, he aceptado que en el principio está el sentido y que tras esas escrituras hay un Otro, Dios, una Presencia, que garantiza la autenticidad del escrito. En el centro está el logos o el sentido o la clave de lo que soy y de lo que me pasa. La teología es logocentrista.


Para una mentalidad científica el análisis es distinto. La verdad --siempre relativa o incompleta--, la explicación y el significado de los hechos están en el futuro. Y no existe una consciencia o un sujeto que pueda garantizar el sentido, ya que la ciencia borra el sujeto o es objetiva. Al contrario de la teología, el discurso de la ciencia no se fundamenta en el principio de la historia y no postula una presencia o una consciencia o una autoridad personal como garante de la verdad o validez de sus teorías; tampoco es logocentrista porque no tiene una sola fuente de verdad o no pretende dar una explicación absoluta del todo.


Vuelvo a la cuestión religiosa. Los textos sagrados no fueron escritos por una persona que ya conocía la explicación de todo para darle sentido a la vida de los seres humanos; tampoco son los dictados de un Otro Divino. Fueron escritos por personas, como usted o como yo, con la intención de logra un efecto particular, oculto y no dicho por los sacerdotes o rabinos. Se trataba, en el caso de los judíos, de darle o inventarle un sentido o una razón a los sufrimientos, derrotas y esclavitudes de un pueblo. Para ello introdujeron un dios que había hablado en el principio.


En el caso del cristianismo, surgido en la crisis de los súbditos del imperio romano, se buscaba una respuesta para ellos; para que sus sufrimientos y desgracias lograran un sentido, también imaginado, pero efectivo en ese momento. El sentido, el Logos, la razón de todo era una presencia real, Jesucristo, como garante nuevo y sustituto del Dios ausente del Antiguo Testamento. Al convertir el mensaje en un escrito de cuatro versiones se daba a las generaciones futuras la “certeza” de la Presencia de Cristo y se restablecía el principio como verdad.


El mundo postmoderno o de hoy no cree que el sentido de la vida y de la historia está en el principio; más aun, no hay sentido. No existe un referente o realidad última que nos sirva de consuelo o nos dé seguridad. No tenemos un GPS último. No hay una presencia o un sujeto real a cuyo mensaje nos podamos acoger...

 
Public
 
 
Ico_comentarios Comentar        Ico_enviar-copia Enviar esta nota         Favoritos y compartir Compartir
1 2 3 4 5
  Calif.
3
4 votos
  Prom: 3
 

El Diario del Otún no se hace responsable por comentarios que los lectores publiquen en este espacio, ya que son opiniones personales que nada tienen que ver con el pensamiento editorial de este medio. El Diario del Otún se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, vulgar, que atenten contra la intimidad de las personas o que hagan alusión a publicidades.



 


Public



CLASIFICADOS / PUBLISERVICIOS

Adb33c1896515d64e0e5038c31b65978
6aeb9a4032e3eb0fefa027e73bf0ce7d
4682cf392b8a92732d139104ca19a714
Ac0ce5d5b3acb3e6ea2dafaf05c34255
1767ca6715697db9b526da623d139a88
E8d86bc1a9aaca37d0453f0afa290fe7
9bfa6c3a2098b543f49f9e35b24b79c3
81ba0756f6208b6c69a4d3e76468eef1
Mn_clasi1


Portada en formato PDF
COPYRIGHT © 2013 R.R EDITORES Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
Tratamiento de datos personales

10:41