Date
Lunes, Octubre 20 - 2014 Pereira - Colombia

Facebook Twitter Google Plus One
 
Style1
Testeo de la Modal Window |
OPINION

Artículo leido 4560 veces.

El discurso del fútbol
Publicado 30/05/2010

 

Álvaro Rodríguez Hernández

No se si jugar temprano a los sinónimos de balón: pelota, esférica, redonda, pecosa, bola, en esta orilla del mundo que iza el discurso universal de fútbol en un lenguaje comprensivo o de guerra.


En la genialidad de una gambeta, en un pica- barra, en un “sombrero” o vaselina, en un “túnel” u “ocho” exquisito, en un desesperante gol agónico, fatídico del “me quiero morir” o desafiante del “no me esperen esta noche en la casa”. En una atajada sutil o en un cabezazo corto y al piso, en un chanfle del jogo bonito o en  pitazo grosero de un árbitro impartiendo justicia de manera drástica en una versión del fútbol como ideología, de dominio o poder sobre el débil. Cargado y visceral.


La FIFA como el “vaticano del fútbol”, para mirar con asombro su imperio. Su figura lucrativa y poderosa que se derrite por el mundo como un gobierno sin control. Para referenciar la transnacional del balón, para mirarlo como mercancía.


Como capitalismo extravagante que vende televisores, consumo, mercado de fichajes y productos, marcas afiliadas en la prosperidad y el poder. El fútbol como ideología como lo describió Gerhard Vinnai.


Sociedad prepago. Global. En la pelota como leyes  de mercado como lo define José Villarroel, en la red de periódicos no alineados.


Estamos exhortos frente al televisor amplio que simula  una cancha: la cuadrícula de la geopolítica del fútbol. Esta vez el continente africano, suspendido por el  poder abismal de la FIFA en 1962 (apartheid) y luego expulsada por 15 años por racismo y por discriminación a la población negra. Pero Sudáfrica no son leones o safari.


El discurso del fútbol como un sistema político omnímodo que permite organizar por primera vez en esa porción del mundo, el torneo. Que describe bien que los “goles que se convierten en la cancha, son los  goles en contra de los dominados”.


Jugar con la emociones de la sociedad y el poder. Una conducta  irracional como una percepción que la acerca a como la llama César Hazak: el fútbol cada vez más tiene relación con la guerra.
Como identidad postiza, sin razón, de bandera y selección, en la disputa como arma con representaciones de realidades sociales que se esconden en el rectángulo o en la agenda de dictaduras.


El discurso del fútbol que acorrala, que mediatiza, que mercantiliza. Que lo eleva a culto, “a religión” y rito. A megaestrella: el que se persigna, el que levanta la plegaria y agradece con la connotación católica y se sumerge con devoción en  el crucifijo en un espectáculo pasional.
 Del gobernante que lo utiliza como festín político o derecho autoritario que lo faculta para atacar intereses legítimos de esa sociedad – masa manipulada.


Desde el guayo, la camiseta  de colores, la tribu y la horda  que parece vestir el mundo para vivir la fiesta  con pasión enfermiza. Ese es el fútbol: una señal paralizante que te declara transferible o te vende como mercancía.


En ese tránsito, la pelota en fuga que te vuelve un nativo virtual y una mercancía que nos uniforma como una Patria global.


Mermelada: Nunca escribo con seudónimo y siempre he creído que en los periódicos no deben existir artículos sin firma o quien  responda por los mismos. A no ser que el  director del medio asuma la responsabilidad de estos. El disfraz no puede ser excusa para encender la mentira o para ocultarse en ella.

 
Public
 
 
Ico_comentarios Comentar        Ico_enviar-copia Enviar esta nota         Favoritos y compartir Compartir
1 2 3 4 5
  Calif.
5
1 votos
  Prom: 5
 

El Diario del Otún se complace en ofrecerles a sus lectores la oportunidad de compartir experiencias e intercambiar observaciones sobre lo que publicamos diariamente en nuestra edición digital.

Los invitamos a participar en nuestros debates de manera abierta y franca, pero sin hacer juicios hirientes o fuera de orden. Nos reservamos el derecho a eliminar las opiniones que no cumplan estas normas. Algunos de las comentarios que usted hace pueden ser reproducidos en el diario impreso o en otras páginas de nuestro sitio.

Muchas gracias por compartir sus puntos de vista.



 
1
1
Public




Public

CLASIFICADOS / PUBLISERVICIOS

Adb33c1896515d64e0e5038c31b65978
6aeb9a4032e3eb0fefa027e73bf0ce7d
4682cf392b8a92732d139104ca19a714
Ac0ce5d5b3acb3e6ea2dafaf05c34255
1767ca6715697db9b526da623d139a88
E8d86bc1a9aaca37d0453f0afa290fe7
9bfa6c3a2098b543f49f9e35b24b79c3
81ba0756f6208b6c69a4d3e76468eef1
Mn_clasi1


Portada en formato PDF
COPYRIGHT © 2013 R.R EDITORES Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular

10:43