Date
Domingo, Diciembre 17 - 2017 Pereira - Colombia

Facebook Twitter Google Plus One
 
Style1
Testeo de la Modal Window |
LAS ARTES

Artículo leido 257 veces.

La Puerta
Publicado 03/12/2017

Uriel Hincapié Montoya

Tras un errar sin sentido llega por fin a la puerta. En su largo camino por el mundo emprendió una búsqueda de sí mismo, sin éxito, expuesto a toda suerte de peligros, necesarios, para terminar prisionero de sus propias pasiones, por cierto apremiantes. Dentro del bosque de sus muchas contrariedades a menudo sólo consiguió frustración, vacío interior. No disfrutó de lo inmediato, lo simple, lo c0otidiano. Nada ocurrió que pudiera suscitar una emoción intensa. No supo ser ni bueno ni malo para saber distinguir entre lo bueno y lo malo, y sólo supo desear de una felicidad ulterior sin saborear jamás una gota de felicidad. Ahora, el consuelo más miserable, lo más cercano a su vida, la puerta.

Ella realmente lo define pues la nada que teme con angustia se hace visible en el horizonte. Puede ver su libertad en un animal herido cruzando veloz un claro del bosque, y una señal vaga desde el cielo le indica que todos sus actos fueron en vano, que todo esfuerzo un cortejo a las desdichas. Dice haber logrado, como liberación, el desapego a los placeres tanto mundanos como celestiales. Sin embargo, la puerta lo cuestiona y lo desmiente. Solamente en este instante puede sentir el alma liberada ante los hechos de su vida, imposibles de repetir, que antes le causaran desesperación. La puerta lo sobrevivirá, eso lo sabe. Se muestra sumamente perplejo al no saber qué significa esa repentina indiferencia.

Porque la puerta no es una elección, no es una cuestión de elegir. Por consiguiente, hay algo con respecto a lo cual no puede optar y, sin embargo, es una opción por ser única salida como abandono hacia el abismo de la incertidumbre. Contra su voluntad la puerta se levanta con su misterio. Esa cosa desconocida qué nadie sabe qué es, si acaso algo existe al cruzar la puerta. Ese algo espantoso que sólo la puerta sabe pero que calla por saberlo. Ese algo logra emplazar sus deseos de continuar en el cepo del tiempo. En adelante nada importante sucederá: Un paseo por campos de labranza, la alegría de percibir la luz del sol, el zumbido de las abejas, el olor de la hierba húmeda y el suave aroma de la miel, la hospitalidad de un arroyo, el beneficio de una caricia cuando se ama.

Del pasado, se consuela, haber podido vivir algunos acontecimientos de un maravilloso contenido conservando su libertad y con plena conciencia de su ser. A veces un sentimiento de indignación lo anima a arremeter contra la puerta para golpearla con violencia pero ya sus débiles fuerzas no dan por ser el final. Repasa los interrogantes sin respuestas que lo acompañaron para desentrañar algo del misterio: ¿Quién soy? ¿Por qué es necesario vivir? ¿Qué es la vida, qué es la muerte? La puerta pareciera decirle no necesitas saber, ¿Para qué?. Pareciera decirle es mejor permanecer sumido en la ignorancia de no saber sobre el amor, la felicidad, la existencia de Dios, el más allá. Mejor permanecer dentro de los sucesos vanos, arbitrarios, sin sentido.

Mejor la incertidumbre de salvación. Pareciera decirle aférrate a las creencias, a la esperanza de que quizá la existencia no termina del todo. Aférrate a los mitos, los símbolos, los engaños. El mundo ideal es más importante que la realidad. Aférrate a lo que te acompañará después de la puerta: Tu reputación, vanidad, egoísmo, crueldad, codicia, con todos sus placeres. Toda esa basura es tu ser. Aférrate a las tonterías cometidas que ahora son tu salvación. Tú eres eso. Continuar con los placeres mundanos en el más allá deben ser tus verdaderos motivos. Aférrate con lo que te identificas: Tus cualidades repugnantes con sus defectos insoportables. Debes entender que un mundo de oropel es mejor, más confortable. No lo olvides. Escapa de lo real hacia lo ilusorio. Evita los hechos, pareciera decirle, no enfrentes los hechos. Evita una vida natural y opta por la artificial. Evita la verdad.

Huye de la verdad a sabiendas que es tu propia vida, aquí y ahora. El engaño es tu naturaleza esencial. Es tu alma. Permanece en la ignorancia. Alimenta tu codicia. Aprender a vivir, aprender a morir, es gran tortura. Después de la puerta seguirás con esta fea y brutal vida, sin amor, plena de egoísmo, sin arte. Seguirás con esta vida insulsa y mediocre.  Es tu resurrección. La resurrección respeta todas tus inmundicias, tus mentiras, tu maldad. Valora tus creencias. El fundamento de tus creencias es la repetición de esta sucia y miserable vida. La felicidad tan anhelada te espera con todas sus falsas nociones.

No es verdad que naces, vives, y te fundes en la totalidad. No es verdad. No es verdad que no hay lugar adonde ir si ya estás en el lugar. No es verdad que la codicia del más allá es solo un vacío más a llenar por el interés que entraña. No es verdad que en este instante todo converge como eternidad. No es verdad que las formas cambian pero la cualidad esencial permanece igual. No es verdad que la materia ha desaparecido y la energía continúa, sin tu ser. El goce entre objetos, cosas despreciables, pero dignas de apego y esclavitud, el círculo vicioso de las malas acciones, es lo que te espera. Tu vida crapulosa de ahora, es lo que te espera. Pero, en última instancia, ¿Qué otro placer te puede ofrecer la puerta que volver a vivir lo cotidiano, lo trivial, lo vulgar, con tus bajos e innobles vicios? ¿Qué otra vida te espera excepto aquella según tu naturaleza con lo mucho de malo y bestial que al momento de cruzar la puerta ya no puedes simular?

 
Public
 
 
Ico_comentarios Comentar        Ico_enviar-copia Enviar esta nota         Favoritos y compartir Compartir
1 2 3 4 5
  Calif.
votos
  Prom: 0
 

El Diario del Otún no se hace responsable por comentarios que los lectores publiquen en este espacio, ya que son opiniones personales que nada tienen que ver con el pensamiento editorial de este medio. El Diario del Otún se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, vulgar, que atenten contra la intimidad de las personas o que hagan alusión a publicidades.



 


Public



CLASIFICADOS / PUBLISERVICIOS

Adb33c1896515d64e0e5038c31b65978
6aeb9a4032e3eb0fefa027e73bf0ce7d
4682cf392b8a92732d139104ca19a714
Ac0ce5d5b3acb3e6ea2dafaf05c34255
1767ca6715697db9b526da623d139a88
E8d86bc1a9aaca37d0453f0afa290fe7
9bfa6c3a2098b543f49f9e35b24b79c3
81ba0756f6208b6c69a4d3e76468eef1
Mn_clasi1


Portada en formato PDF
COPYRIGHT © 2013 R.R EDITORES Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
Tratamiento de datos personales

12:55