Date
Miércoles, Julio 18 - 2018 Pereira - Colombia

Facebook Twitter Google Plus One
 
Testeo de la Modal Window |
LAS ARTES

Artículo leido 6115 veces.

La luna hueca, de Óscar Aguirre Gómez
Publicado 07/01/2018

Francisco Javier López Naranjo

La Luna, o Selene, según la mitología griega, ha sido a lo largo de la historia fuente de inspiración para múltiples poetas que le han cantado infinidad de poemas, hasta el punto de volverse un lugar común que ha causado el rechazo de bardos como Mallarmé, para quien le era insoportable: “… su rostro lloroso, su aspecto de viuda inconsolable, su triste faz anémica y su monótona luz amarilla…”.

Juana Ibarbourou, por su parte, en su poema La Luna, siente conmiseración por ella, en tal forma que poetiza: “… Parece tan hermosa, tan nueva, tan luciente, / y no es más que una pobre vieja desposeída…”,

Lejos del romanticismo de nuestro poeta Julio Flórez, en su Idilio Eterno: “Ruge el mar, y se encrespa y se agiganta; / la luna, ave de luz, prepara el vuelo / y en el momento en que la faz levanta, / da un beso al mar, y se remonta al cielo…”

Y de la exaltación del gran poeta tolimense Diego Fallon en su magistral poema La Luna : “Ya del Oriente en el confín profundo / la luna aparta el nebuloso velo, / y leve sienta en el dormido mundo / su casto pie con virginal recelo…”. 

Inclusive algunos podrían despojar estos versos de su poesía objetando que para extasiarse en la belleza de una salida de la luna basta solo con observarla en silencio, y sobran toda esta palabrería con su rimbombancia, tropos, rimas y métricas, que no expresan la realidad como es.

Para acabar de desmitificar  la luna el poeta Óscar Aguirre Gómez en su poema La Luna hueca le versifica en forma original a una luna que no es un satélite natural sino a la que algunos consideran una luna artificial, una gigantesca nave espacial, una supercomputadora creada por extraterrestres o una civilización superior, según algunas teorías o hipótesis: “… Ya no es la blanca luna de los poetas, / ya no es el numen de ebrios espíritus: / solo es metálico vehículo de la tierra piloto en cíclico viaje…”, como lo expresa. Pero su esencia poética se rebela contra esta luna prosaica y clama: “… ¡Luna mía!, ¿dónde estás, luna de mis viejos poemas?...”.

Y al final la reivindica: “Aún queda la esperanza… / la esperanza de una luna nueva – de nuevo programada-: / ¡la luna de nuestros sueños renacida!

LA LUNA HUECA
Ventana abierta al cosmos,
poderosa se remonta
la gigantesca nave
que los cielos domina en la azulada noche.

Descomunal objeto que escudriña en lontananza
despidiendo frío,
el disco nocturno gira y gira indefinidamente,
dirigido por una Voluntad desconocida…
Ya no es la blanca Luna de los poetas,
ya no es el numen de ebrios espíritus:
Sólo es metálico  vehículo de la Tierra piloto en cíclico viaje.
Selene, ¡oh Selene!, Artemisa, Diana o Hécate:
¿Qué silente motor te mueve?

Ya no eres la misma que a soñadores bardos
un punto en el cielo señalabas.
Ya no eres la Luna de Dante o de Poe,
ya no eres la Luna de Silva, de Nervo o de Borges…
Ya no eres Luna blanca, ni verde, ni amarilla.
¡Luna mía! ¿Dónde estás, Luna de mis viejos poemas?
Sólo eres un fantasma de ti misma, hueca esfera resonante,
que cimbra y retumba en mil ecos
y en matemáticos eclipses hacia un confín conduces.

Paralela, la absorta Tierra hacia un abismo precipitas
poco a poco…
donde el tiempo no existe ni el espacio tampoco.
¡Nos llevas hacia un sueño jamás soñado
-oh, Selene -por llamarte de algún modo-:
donde mil estrellas semejarás y cada una mil más!

Ojo de la Noche, atenta nos vigilas,
a nosotros terrícolas inermes…
al tiempo que las constelaciones conforman nuestro destino.
¿Qué secreto mecanismo hará
que te pongas roja el Día del Juicio Final?
¿Qué inenarrable pavor guardas en tu seno
cuando el instante presente se acabe
y el cuadrante de los tiempos marque el ángulo fatal
que determinará el fin?  ¡El fin!

Mas, olvidemos tales acentos:
aún queda la esperanza…
la esperanza de una Luna nueva
-de nuevo programada-:
¡la Luna de nuestros sueños renacida!

 
Public
 
 
Ico_comentarios Comentar        Ico_enviar-copia Enviar esta nota         Favoritos y compartir Compartir
1 2 3 4 5
  Calif.
5
1 votos
  Prom: 5
 

El Diario del Otún no se hace responsable por comentarios que los lectores publiquen en este espacio, ya que son opiniones personales que nada tienen que ver con el pensamiento editorial de este medio. El Diario del Otún se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, vulgar, que atenten contra la intimidad de las personas o que hagan alusión a publicidades.



 


Public



CLASIFICADOS / PUBLISERVICIOS

Adb33c1896515d64e0e5038c31b65978
6aeb9a4032e3eb0fefa027e73bf0ce7d
4682cf392b8a92732d139104ca19a714
Ac0ce5d5b3acb3e6ea2dafaf05c34255
1767ca6715697db9b526da623d139a88
E8d86bc1a9aaca37d0453f0afa290fe7
9bfa6c3a2098b543f49f9e35b24b79c3
81ba0756f6208b6c69a4d3e76468eef1
Mn_clasi1


Portada en formato PDF
COPYRIGHT © 2013 R.R EDITORES Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
Tratamiento de datos personales

01:06