Date
Lunes, Febrero 20 - 2017 Pereira - Colombia

Facebook Twitter Google Plus One
 
Style1
Testeo de la Modal Window |
LAS ARTES

Artículo leido 1011 veces.

La descarnada Trilogía Americana
Publicado 12/02/2017

Alberto Rivera

Contenido explícito (Literatura Random House) reúne tres novelas que examinan sin reservas la cultura norteamericana e iluminan sus rincones más complejos e ignorados.
En este atrevido proyecto literario, la violencia, el humor, la sordidez y el amor se suman para brindar una idea tan sincera como descarnada del lugar que ocupa el hombre en el mundo moderno.

 

¿Por qué la trilogía americana?
Las tres novelas las escribí independientemente, y fue después de haberlas terminado que a mí y a mi editor, Sebastián Estrada, se nos ocurrió unirlas bajo una trilogía. La verdad es que funcionó perfectamente. Los personajes de las tres novelas son cazadores, cineastas, y motociclistas, en ese orden. Armas, cine (la más cruenta lucha que se ha dado entre la libertad de expresión y la censura puritana), y motos. Nada más americano en el mundo, por un lado, y nada más atractivo, por el otro.



¿Cómo fue encontrando los argumentos y los personajes?
En mis novelas, lo primero que aparece siempre es la pregunta que guiará la historia. A veces, el interrogante viene de ver alguna palabra bajo una nueva luz. ¿Qué es “hacer lo correcto”? ¿Qué es la censura? ¿De dónde vienen las ansias humanas de alcanzar la fama? ¿Por qué, a pesar de saber lo que sé, sigo tan asustado? Luego busco mis personajes. Y después está la trama, los tropiezos, las calamidades, ese laberinto que se va transformando ante mis propios ojos con cada palabra que escribo.



La condición humana de sus personajes es muy frágil y a la vez ‘valiente’ por lo que enfrentan. ¿Cómo los fue construyendo?
Nunca construyo un personaje que no me inspire respeto. Yo no creo en la virtud ni en la maldad, y es por eso que mis personajes son frágiles y valientes, geniales y torpes al mismo tiempo. Ningún personaje debe dejar de reflejar la naturaleza multifacética del ser humano en general. Muchos de mis personajes se encuentran en ese tipo de circunstancias donde uno se sorprende a sí mismo (donde uno se defrauda a sí mismo o se supera a sí mismo). Esas no son circunstancias normales para la gente, y hay quienes nunca tienen el lujo o la desgracia de ver lo poco que se conocen a sí mismos, y lo fácil que es autodefinirse cuando nada ni nadie los está empujando más allá de sus límites. A mis personajes yo les doy su espacio, los dejo respirar, y hay instancias en que son ellos, y no yo, quienes marcan un nuevo norte en la historia. La clave es no adoptar el control total.



Sin duda el libro es un duro análisis a la condición social de la cultura estadounidense, esos hechos que nunca conocemos. ¿Por qué eligió ese tema en especial?
El libro trasciende la cultura norteamericana para abordar temas universales, humanos. Pero yo uso esa cultura en especial porque me resulta más fácil penetrar las superficies hallándome en ese entorno. Por supuesto que elijo rincones curiosos y un poco desconocidos, como los infames motódromos de principios de siglo, o el despiadado desierto del sur de Texas. Pero eso, digamos, es la parte pirotécnica de mi narrativa. Lo hago por diversión. Y no me caben dudas, porque lo he visto hacer, de que un autor puede llegar muy hondo al poner a hablar a dos personajes entre cuatro paredes. El tema es que si leer es viajar, escribir lo es en doble medida. Y como autor, no me gusta ir a lugares ni momentos aburridos.



Violencia, sordidez, amor se entrelazan en un lenguaje que revela nostalgia, en atmósferas siempre lúgubres. ¿Acaso la poesía fue su soporte para iluminar las escenas del libro?
Escribí exclusivamente poesía durante nueve años antes de comenzar mi primera novela. Eso te marca, sí, por suerte. Y a mí personalmente me gusta conservar un equilibrio en el que, entre más perturbador es un evento o un pensamiento, más claro, acertado y divertido debe ser el lenguaje con el que lo construyes.



¿De dónde salió Yvonne Ramsay, la sobreviviente de Mojave Flowers? Es una mujer inquietante...
Mi hija sólo tiene tres años, así que resultaría demente decir que Yvonne está inspirada en ella, pero sólo por ser la hija del protagonista, siempre que pienso en Yvonne pienso en mi hija. Y es que, después de los temas sobre la censura y la libertad, la violencia y la cruda supervivencia, las apuestas ilegales y el contrabando de licor, creo que Mojave flowers es una novela sobre la relación entre un hombre y su hija. Pero bueno, en última instancia me imagino que retraté en Yvonne todas esas cualidades capaces de hacer que uno (su padre, yo, y el lector) quiera sacrificarse por ella.

La carretera, su ADN particular como escritor, luce plena en este libro en cada una de las historias. ¿Es ella la inspiración para Contenido Explícito, la base para construir cada novela?
No necesariamente, pero si aparece la oportunidad de poner a mis personajes a recorrer kilómetros, la tomo. Así comparto con ellos un gran suplicio y un gran tesoro.



¿Usted decide el rumbo de sus textos desde el comienzo, como parece, o son ellos los que van determinando el suyo, como creería sucede en esta trilogía? Es la impresión que me queda...
Exacto. Yo no necesito mucho para comenzar a escribir. Como dije, sólo el deseo de redefinir una palabra basta y sobra. En la improvisación es donde uno emplea sus más instintivos recursos. Claro que ha habido novelas que “termino” en mi cabeza antes de escribir la primera palabra, pero estas son, precisamente, las que más se transforman durante el proceso. Es en el teclado que las cosas pasan. La inspiración es un carro que prende empujado.



Sebastián, ya vio zarpar el barco, como señala en su nota final a la obra. ¿Con qué puerto sueña?
En este momento sólo sueño con terminar la novela que estoy escribiendo. Cada día que pase siendo sincero conmigo mismo ante el teclado es un asalto ganado.

 
Public
 
 
Ico_comentarios Comentar        Ico_enviar-copia Enviar esta nota         Favoritos y compartir Compartir
1 2 3 4 5
  Calif.
votos
  Prom: 0
 

El Diario del Otún no se hace responsable por comentarios que los lectores publiquen en este espacio, ya que son opiniones personales que nada tienen que ver con el pensamiento editorial de este medio. El Diario del Otún se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, vulgar, que atenten contra la intimidad de las personas o que hagan alusión a publicidades.



 
1
1


Public



CLASIFICADOS / PUBLISERVICIOS

Adb33c1896515d64e0e5038c31b65978
6aeb9a4032e3eb0fefa027e73bf0ce7d
4682cf392b8a92732d139104ca19a714
Ac0ce5d5b3acb3e6ea2dafaf05c34255
1767ca6715697db9b526da623d139a88
E8d86bc1a9aaca37d0453f0afa290fe7
9bfa6c3a2098b543f49f9e35b24b79c3
81ba0756f6208b6c69a4d3e76468eef1
Mn_clasi1


Portada en formato PDF
COPYRIGHT © 2013 R.R EDITORES Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
Tratamiento de datos personales

03:34