Date
Domingo, Febrero 18 - 2018 Pereira - Colombia

Facebook Twitter Google Plus One
 
Testeo de la Modal Window |
GENERAL

Artículo leido 2030 veces.

A la mesa con Sofía, Pica si lo muerden
Publicado 11/02/2018

Sofía Gaviria

Pica si lo muerden

Hace cerca de diez mil años que los humanos andamos encantados con el fruto de una planta que pica cuando la muerden. Junto con el maíz y las calabazas, los frijoles y el tomate, los ajíes fueron las primeras plantas domesticadas y cultivadas en el continente americano.


Según la botánica Bárbara Pickersgil, todas las especies del género Capsicum, al que pertenecen los ajíes y los pimentones, se originaron en un pasado geológico remoto en la América del Sur. Esos primeros antepasados nacieron en lo que hoy conocemos como el sur del Brasil, parte de Paraguay, Argentina y Bolivia. Y es precisamente en esta región, donde se encuentra hoy la mayor concentración de especies silvestres de ajíes.


Aunque no se tiene absoluta claridad sobre la forma como estas plantas fueron invadiendo otras regiones, buena parte de la responsabilidad se le ha atribuido a los pájaros. Los ajíes silvestres tienen frutos de colores brillantes, muy atractivos para varias especies de aves que los comen enteros. Las semillas pasan intactas a través del tracto digestivo y quedan depositadas en la tierra, envueltas en un excelente fertilizante. Gracias a este eficiente sistema de transporte aéreo, los ajíes fueron extendiendo su hábitat, hasta llegar a Centro América. Todo esto mucho antes de que las primeras tribus asiáticas cruzaran el estrecho de Bering y se asentaran en el nuevo mundo.
Es un misterio que en América Latina y el Caribe hay lugares donde la gente prefiere la comida picante y otros donde la idea del ají nunca pegó. Perú come picante mientras que Colombia y Venezuela no. Los jamaiquinos adoran las comidas que pican mientras que en Cuba el ají rara vez es ingrediente de las comidas típicas.


Una cosa si está clara y es que en general las regiones en donde florecieron las grandes civilizaciones: Incas, Mayas y Aztecas (Perú, Yucatán, América Central y México), sus habitantes prefieren comer comida incendiaria. Eso no significa que en las otras regiones de América no haya cocina picante. Pero en esos lugares el picante aparece muy de vez en cuando y por lo general como un acompañamiento que se ofrece con comidas de sabores tímidos.


Lo otro que llama la atención es que quienes aprecian el picante lo hacen con un entusiasmo que a veces puede confundirse con adicción. Hay buenas noticias para los adictos al picante. Aunque no necesitamos saber que los ajíes son saludables para que los disfrutemos, resulta que lo son. Son bajos en calorías y cuando hemos comido demás, ayudan a quemar la grasa acelerando el metabolismo.


Y si usted es adicto al picante como lo soy yo, es posible que haya notado una sensación de bienestar especial después de comer un plato de enchiladas. La explicación es que nuestros cerebros confunden el “pique” con una sensación de dolor. Esta sensación estimula la producción de endorfinas. Las mismas que se producen cuando nos ejercitamos. Y esas endorfinas nos dejan con una sensación muy placentera. Si le gusta el ají, cómaselo. Le hará bien.
sofia.gaviria@gmail.com

 
Public
 
 
Ico_comentarios Comentar        Ico_enviar-copia Enviar esta nota         Favoritos y compartir Compartir
1 2 3 4 5
  Calif.
5
1 votos
  Prom: 5
 

El Diario del Otún no se hace responsable por comentarios que los lectores publiquen en este espacio, ya que son opiniones personales que nada tienen que ver con el pensamiento editorial de este medio. El Diario del Otún se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, vulgar, que atenten contra la intimidad de las personas o que hagan alusión a publicidades.



 





CLASIFICADOS / PUBLISERVICIOS

Adb33c1896515d64e0e5038c31b65978
6aeb9a4032e3eb0fefa027e73bf0ce7d
4682cf392b8a92732d139104ca19a714
Ac0ce5d5b3acb3e6ea2dafaf05c34255
1767ca6715697db9b526da623d139a88
E8d86bc1a9aaca37d0453f0afa290fe7
9bfa6c3a2098b543f49f9e35b24b79c3
81ba0756f6208b6c69a4d3e76468eef1
Mn_clasi1


Portada en formato PDF
COPYRIGHT © 2013 R.R EDITORES Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
Tratamiento de datos personales

03:09