Date
Domingo, Diciembre 17 - 2017 Pereira - Colombia

Facebook Twitter Google Plus One
 
Style1
Testeo de la Modal Window |
ESPECIALES

Artículo leido 26677 veces.

El origen de una institución

Para hablar de la historia de la Policía Nacional en Risaralda es indudable rememorar para las actuales generaciones el recuerdo del general Valentín Deaza Zamora, de quien se puede afirmar que fue el Gilibert de la región cafetera de la antigua provincia del Cauca, dada su indeclinable pasión por el orden y el control ciudadano, así como su exagerado ánimo por mantener la celebración de los aniversarios, de las fiestas patrias y religiosas; y las actividades cívicas con las cuales se tratan de mantener vivas las mejores intenciones para formar ciudadanos dignos de los sueños y esfuerzos de los hombres amantes de la paz, la convivencia y la cultura ancestral en los territorios de la patria.


Pues bien, el general Valentín Deaza Zamora nació en Chocontá, provincia de Cundinamarca, el 16 de diciembre de 1841. Se enrola en el ejército gobiernista con el grado de Cabo Primero donde conoce al soldado Nicolás Pereira Gamba, hijo mayor del acaudalado Francisco Pereira Martínez, propietario de gran parte de los territorios del Cauca. Sucesivamente fue ascendiendo en la carrera militar, donde lideró importantes campañas militares como la toma de Santa Marta en 1875, la batalla de los Chancos en 1876 y Morro Gordo cerca de Manizales en 1877.

 

Retiro Militar
Luego de cumplir el ciclo en las fuerzas militares, se traslada a Rionegro y se casa con la matrona María Angelina Vega Uslar, nieta de la heroína de la independencia Dolores Hernández de Uslar, pero a los tres años de feliz matrimonio ella fallece. Desde allí se traslada hasta Medellín donde incursiona tímidamente en asuntos de Política, sin embargo, acuciado por su temperamento aventurero se aleja de las ideologías de los partidos de la época y escoge a la villa de Pereira para experimentar sus deseos de vivir en paz, arribando con sus tres hijos que lo acompañaban en 1881.
En las medianías de 1882 se le nombra Alcalde de Pereira hasta el año de 1885, periodo en el cual desarrolló una labor de orden sobre las propiedades adquiridas en 1863 como consecuencia de la fundación de la ciudad. Cumplidos sus cuarenta años contrae matrimonio con doña Adelina Quintero García, y es nombrado gobernador de la provincia de Panamá.

 

Primera Orden
Al ser nombrado Presidente de la Sociedad de Amigos del Progreso de Pereira, redactó un proyecto sobre orden y control y Policía Cívica Urbana, que lo firma en compañía del alcalde Fabricio Rivera. Es de anotar que el artículo 5 de este proyecto le da sentido por primera vez a la palabra de Policía que expresa la acción que ejecuta una persona natural o jurídica en nombre de otra, ante la capacidad y respaldo que le da la “gendarmen” que por muchos años se le daba a la persona que custodia y vela por el cumplimiento de la seguridad ciudadana.


Lo anterior nos indica que para Deaza no era extraña la palabra Agente de Policía, por cuanto en 1891 estando en Bogotá es muy probable que conociera los pormenores de la estructuración que adelantaba el Gobierno en la Policía, en segundo lugar el hecho de citar la existencia de una ordenanza nos hace reflexionar que en la provincia del Cauca ya existía una norma superior de Policía que podríamos equiparar a un Código de Policía en el cual se reglamentaban, se regulaban y le ponían orden a algunas actividades ciudadanas.


Vuelve a ser nombrado Alcalde de Pereira en 1906.

 

Precursor
Valentín Deaza muere el 16 junio de 1933, de 91 años de edad, pero su legado en la conformación del primer cuerpo de policía en la región y en lo que hoy ocupa el territorio risaraldense sirvió como ejemplo para la creación de cuerpos policiales en los nacientes poblados de Belén de Umbría, Santa Rosa de Cabal, Apía entre otros, que ya comenzaban de forma tímida a erigirse como importantes centros urbanos de la época.

 
Public
 
 
Ico_comentarios Comentar        Ico_enviar-copia Enviar esta nota         Favoritos y compartir Compartir
1 2 3 4 5
  Calif.
5
3 votos
  Prom: 5
 

El Diario del Otún no se hace responsable por comentarios que los lectores publiquen en este espacio, ya que son opiniones personales que nada tienen que ver con el pensamiento editorial de este medio. El Diario del Otún se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, vulgar, que atenten contra la intimidad de las personas o que hagan alusión a publicidades.



 
1
1


Public



CLASIFICADOS / PUBLISERVICIOS

Adb33c1896515d64e0e5038c31b65978
6aeb9a4032e3eb0fefa027e73bf0ce7d
4682cf392b8a92732d139104ca19a714
Ac0ce5d5b3acb3e6ea2dafaf05c34255
1767ca6715697db9b526da623d139a88
E8d86bc1a9aaca37d0453f0afa290fe7
9bfa6c3a2098b543f49f9e35b24b79c3
81ba0756f6208b6c69a4d3e76468eef1
Mn_clasi1


Portada en formato PDF
COPYRIGHT © 2013 R.R EDITORES Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
Tratamiento de datos personales

12:59