Date
Miércoles, Septiembre 26 - 2018 Pereira - Colombia

Facebook Twitter Google Plus One
 
Testeo de la Modal Window |
EMPRESARIAL

Artículo leido 15383 veces.

El soldado que combate la sed en la guajira

A principios del año 2015 alguien se acercó a la Segunda División del Ejército Nacional, en Bucaramanga, con 8000 litros de agua para enviar a La Guajira, el departamento al norte de Colombia en donde los niños mueren de hambre y sed. Los ciudadanos querían ayudar pero los separaban 657 kilómetros hasta llegar a la Alta Guajira y el inhóspito desierto que tenían que atravesar para acceder a las rancherías que se ubican en Uribia, el municipio donde se encuentran la mayor concentración del pueblo indígena Wayúu, el grupo más numeroso en Colombia que habita en este departamento al norte de Colombia.


La misión al parecer era fácil: el sargento viceprimero Freddy Martínez debía llevar el agua, aplacar un poco la sed de esta comunidad y regresar a las tareas diarias de su batallón. Sin saber a lo que se enfrentaría, sus ojos vieron la miseria y abandono más grandes: “Al llegar a Uribia, me di cuenta de la magnitud del problema, me partió el alma ver a la gente sedienta, niños, ancianos y mujeres en situaciones tan precarias”. El militar se valió de su cámara fotográfica para registrar todo lo que ahí se estaba viviendo.

Durante el viaje de regreso pensó que debían hacer algo, llegó y relató todo lo que sus ojos habían visto, le pidió ayuda a su superior, el comandante de la Segunda División del Ejército, el brigadier general Jorge Humberto Jeréz, para liderar una campaña de recolección de agua enfocada a llevar el líquido vital hasta la Alta Guajira. Los Wayúu, como en una alineación de su sol -ka'i-, su luna -kashi- y sus estrellas -jolotsü-, empezarían a recibir la ayuda de este proyecto llamado la Travesía del Agua, que hasta la fecha ha llevado 150.000 litros de agua a los hijos del desierto, esos que tejen sueños y mitos de colores y que han sido ignorados a lo largo de la historia del país.


La convocatoria inició con expectativas realistas, las personas que quisieran ayudar a mitigar la crisis humanitaria por la que atravesaba o atraviesa La Guajira, debían contribuir con agua potable en cualquier presentación. Podían llevarla a la Segunda División o a la plaza principal de Bucaramanga. La primera vez, la ciudadanía respondió con 14.000 litros, después de regresar de aquella travesía la iniciativa del sargento Martínez fue tomando fuerza entre todos los santandereanos, así se fueron vinculando empresas privadas a la causa, desde una reconocida marca de almacenes de cadena hasta una empresa de huevos han aportado a éste proyecto que no solo ha llevado agua, sino que también ha recogido más de 2000 mercados, ropa, 300 pares de zapatos y juguetes.


Cada travesía lleva esperanza a las rancherías Jaracho, Ichichón, Inbicho y La Playa que deben lidiar día a día con el hambre, la sed y la indiferencia.
El sargento Martínez hoy estudia Comunicación Social en la Universidad Nacional Abierta y a Distancia -UNAD-, piensa que a través del periodismo también se puede ayudar a la gente, entonces aprovechó un convenio que tiene la UNAD con el Ministerio de Defensa y gracias a estudios anteriores quedó en sexto semestre.


Le apostó a la educación virtual por la naturaleza de su cargo: “una universidad presencial se ofreció a becarme toda la carrera, pero por mi trabajo hoy estoy en Santander, mañana en La Guajira y pasado mañana quién sabe en qué lugar del país estaré”.


Después de 5 travesías del agua, los indígenas ya lo reconocen, cuando llega con  su equipo, de la mano de Rosa López, la líder Wayuú que ha sido fundamental para este trabajo, pues hace las veces de traductora y además le abrió el camino del desierto al sargento Martínez, hizo que los indígenas lo dejaran de ver como un arijuna -hombre que no es wayúu- y hoy hasta tejen mitos a su alrededor, se atreven a decir que es un cacique al que enviaron los ancestros para calmar la sed.

 
Public
 
 
Ico_comentarios Comentar        Ico_enviar-copia Enviar esta nota         Favoritos y compartir Compartir
1 2 3 4 5
  Calif.
5
1 votos
  Prom: 5
 

El Diario del Otún no se hace responsable por comentarios que los lectores publiquen en este espacio, ya que son opiniones personales que nada tienen que ver con el pensamiento editorial de este medio. El Diario del Otún se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, vulgar, que atenten contra la intimidad de las personas o que hagan alusión a publicidades.



 
1
1


Public



CLASIFICADOS / PUBLISERVICIOS

Adb33c1896515d64e0e5038c31b65978
6aeb9a4032e3eb0fefa027e73bf0ce7d
4682cf392b8a92732d139104ca19a714
Ac0ce5d5b3acb3e6ea2dafaf05c34255
1767ca6715697db9b526da623d139a88
E8d86bc1a9aaca37d0453f0afa290fe7
9bfa6c3a2098b543f49f9e35b24b79c3
81ba0756f6208b6c69a4d3e76468eef1
Mn_clasi1


Portada en formato PDF
COPYRIGHT © 2013 R.R EDITORES Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
Tratamiento de datos personales

06:49