Date
Martes, Noviembre 13 - 2018 Pereira - Colombia

Facebook Twitter Google Plus One
 
Testeo de la Modal Window |
CULTURA

Artículo leido 2362 veces.

Sebastián de Marisancena, el último higalgo de Cartago
Publicado 29/07/2012

Aldemar Medina traza la ciudad, sus calles y plazas, sus templos y sus caminos, pero principalmente la residencia de Marisancena, la que siempre han llamado los cartagueños y vallunos la Casa del Virrey.


Jorge Eliécer Zapata
El Diario del Otún


En la historia de todas las sociedades algunos personajes llenan épocas enteras, repercuten tanto sus acciones que parecen haber existido siempre, pues en torno a ellos los pueblos crean una identidad que se va trasmitiendo, y se vuelven con el correr de los tiempos o de los siglos, centro del proceso social de la comunidad.

 

Un caso concreto es el  de Sebastián  Marisancena en Cartago, ciudad en la que habitó durante toda su vida  este personaje y en torno a la cual gira la rica historia de la ciudad.


Aldemar Medina Rodríguez es un profesional del Derecho y a la vez un buen escritor, autor de varios libros que lo muestran como una persona muy sensible, por lo que las narraciones de esta obra alcanzan un buen tono poético, y conocedor de las difíciles situaciones que las diversas violencias han hecho vivir a las gentes de su ciudad.


Suficiente argumento para pensar que este libro que recoge de manera novelada la vida del Sebastián de Marisancena, sea un trabajo que da claridad tanto a la historia del personaje como a la de la ciudad y que es una muestra de los miles de sucesos que hacen parte de la vida cartagueña.


Jorge Robledo, el conquistador español fundó el primer Cartago en el año de 1540 donde se levanta hoy la ciudad de Pereira. Con el correr de los años y en busca de seguridad frente al asedio de los Quimbayas, la fundación se trasladó al lugar donde hoy se levanta la pequeña urbe a la orilla del rio La Vieja  y de allí no se ha movido un milímetro, y allí nació el personaje que le da el título a la obra, esto da para decir que Cartago encarna a Marisancena, o viceversa, que Marisancena es Cartago mismo, pues la presencia de la mansión en los siglos, es como la presencia física del presunto virrey, lo que enorgullece a los coterráneos del legendario personaje.
Sebastián de Marisancena fue un ser singular por los títulos que ostentó.

 

Por haber regido la ciudad con la convicción de un patricio romano, con  tolerancia digna de imitarse y con una vocación de servicio madurada en un hombre de Estado. Su sola presencia garantizaba orden y estabilidad. Su vida parece sucedida en el siglo XX por su capacidad de comprensión, y su inteligencia para soñar  el futuro, única. Un noble precavido, un cristiano bueno, un gobernante probo.


Pero el libro que presenta la vida de Sebastián de Marisancena de manera lineal y sin mayores altibajos, es rico en descripciones que le permiten al lector conocer de cerca el acontecer cotidiano de una población importante en la época de la colonia y los primeros años de la república.

 

Medina Rodríguez describe, utilizando los términos de la época, la vida política de la ciudad con sus intrigas y sus ambiciones, el ejercicio de los gobernantes y el boato de las celebraciones a las que estos asistían como autoridades del Rey, la vida religiosa con todo lo que se oculta bajo las sotanas, y los desmanes de los frailes que durante la época de la colonia tuvieron tanta influencia en la formación de las sociedades, el comercio con todo cuanto este implica y en el caso particular con la descripción minuciosa de los impuestos, y enriquece los pasajes del libro con la vida de salteadores de caminos, prostitutas, timadores y un ingrediente que hace feliz la obra, el de la gastronomía de la colonia con la descripción de fórmulas y platos, llegados la mayoría de España, pero mestizados muchos con el aporte de indios y de negros que tuvieron por las comidas un gusto selecto, y  así mismo narra en detalle los trajes de la sociedad y los de la plebe. Una visión totalizadora de esos tiempos.


Un largo capítulo sirve al autor para contar el penoso y sangriento proceso de independencia nacional y mostrar descarnadamente la violencia utilizada en la Reconquista Española de Morillo y de Sámano.


Aldemar Medina traza la ciudad, sus calles y plazas, sus templos y sus caminos, pero principalmente la residencia de Marisancena, la que siempre han llamado los cartagueños y vallunos la Casa del Virrey, conservada para bien de la historia y de la leyenda como sede del conservatorio de música Pedro Morales Pino de reconocida importancia en toda la nación.

 

La bella edificación, bien preservada como está, hace presumir que allí de verdad vivió un hidalgo y que en sus grandes salones, sus corredores, sus pasadizos, sus escaleras y sus patios, debieron  ocurrir en tantos años muchas intrigas, negocios turbios, violaciones, falsos juramentos, crímenes, romances y duras tragedias  del corazón de tantos moradores que ha tenido la vieja mansión.


Sebastián de Marisancena, el último hidalgo de la casa del Virrey, que tal es el título completo de esta obra de largo aliento de Aldemar Medina Rodríguez, va a permitir un respiro a quienes han ansiado por siempre conocer las entretelas de la existencia de un personaje comentado por siempre, y saber en torno a él, la vida de una de las ciudades con más historia de Colombia, porque si en la obra a veces se pierde el personaje central, si se recupera para la cultura  la cotidianidad de una comarcana del norte de la Gobernación de Popayán, la más rica e influyente de la Nueva Granada.

 
Public
 
 
Ico_comentarios Comentar        Ico_enviar-copia Enviar esta nota         Favoritos y compartir Compartir
1 2 3 4 5
  Calif.
votos
  Prom: 0
 

El Diario del Otún no se hace responsable por comentarios que los lectores publiquen en este espacio, ya que son opiniones personales que nada tienen que ver con el pensamiento editorial de este medio. El Diario del Otún se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, vulgar, que atenten contra la intimidad de las personas o que hagan alusión a publicidades.



 





CLASIFICADOS / PUBLISERVICIOS

Adb33c1896515d64e0e5038c31b65978
6aeb9a4032e3eb0fefa027e73bf0ce7d
4682cf392b8a92732d139104ca19a714
Ac0ce5d5b3acb3e6ea2dafaf05c34255
1767ca6715697db9b526da623d139a88
E8d86bc1a9aaca37d0453f0afa290fe7
9bfa6c3a2098b543f49f9e35b24b79c3
81ba0756f6208b6c69a4d3e76468eef1
Mn_clasi1


Portada en formato PDF
COPYRIGHT © 2013 R.R EDITORES Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular
Tratamiento de datos personales

02:04