Date
Viernes, Enero 20 - 2017 Pereira - Colombia

Facebook Twitter Google Plus One
 
Style1
CR脫NICA
Kather铆n, muchacha que sali贸 del mar

Ángel Gómez Giraldo

Keely Katherine Ceballos Gallego está cumpliendo 30 años de edad. Aún tiene el mar en su sonrisa. El mar de Buenaventura, su ciudad natal. El rostro es de porcelana porque fue besada por las aguas del Pacífico. Con este mar llegó a Pereira hace ya más de una década. Cuenta con alegría carnavalesca que no hace mucho descubrió al hombre que es como su alma gemela, aunque la verdad es que fue él quien la advirtió a ella porque tiene un menor grado de discapacidad visual. Tiene nombre hecho como para artista: John Alejandro Plazas Marulanda. Claro que la intérprete es ella. El mar la hizo cantante. En la farándula se le conoce como Katherín, la voz sentimental.


Revela que cuando sube a la tarima o al escenario para actuar cierra los ojos y así cantar con el alma.Su novio John Alejandro, siempre en primera fila para verla mejor. Es que ambos padecen el mal de la baja visión aunque el residuo de visión de el es más amplio que el de ella.
Pareciera que esta situación los obliga a estar siempre cerca el uno del otro. “La verdad es que nos amamos pero seguimos siendo hijos de familia. El en la suya y yo en la mía”, lo revela y la oración le sale cantada.

 

En la casa
Había conocido a Katherín en su “casa encantada” en el barrio Boston, Gracias a Alonso Vélez, antioqueño con un alma más grande que el carriel de nutria que ya no lleva sino en las fiestas de pueblo.


La hallé “preciosis”. Y más me gustó cuando me hizo saber que ve más con el alma que con los ojos. Increíble ante un comportamiento de anfitriona que se desvive en atenciones. Correspondiendo a su actitud amable y a su jugo de guayaba dulce, la invité a visitar la sede del periódico.


La tarde del pasado martes fue llegando con esa solemnidad que muestran los artistas cuando aparecen ante las demás personas por primera vez.
Subió por las escaleras al segundo piso escoltada por su señor padre José Vicente Ceballos que la celebra y aplaude permanentemente, y el bastón reflectivo verde que la guía en la calle. Además con el botón distintivo para las personas de visión limitada asentado como prendedor sobre la blusa de seda. Reconoce que su discapacidad visual es tan particular que apenas afecta una de cada mil personas.


En ella esta dificultad fue diagnosticada al llegar a la adolescencia y es progresiva. Por ello solo ahora, en la adultez, se desplaza en la calle con bastón.
Por uno de esos caminos fuera del mar se encontró con el periodista santarrosano Ramiro Osorio y su esposa que la incentivaron para que emprendiera proceso de rehabilitación en Corpovisión donde igualmente estudió el sistema braille y el inglés lográndolo en poco tiempo. Ya se había capacitado en orientación y movilidad. Terminó manejando el computador con la ayudad del lector de pantalla y a utilizar el celular. “Además aprendí manualidades y elaboro pulseras en macramé”.


“Lo único que no tuve que aprender fue a querer a mi novio ya que eso es cosa del corazón”, añade con buen tono de voz.
Aclara que el bastón es fundamental para ella más no aún para su novio ya que su problema no es tan grave. El alcanzó a verla en Corpovisión, la entidad que en Pereira rehabilita a personas en condición de discapacidad visual.

 

La campaña
Nuestra cantante lidera aquí la campaña “Tengo baja visión” cuyo fin es sensibilizar, concientizar, solidarizar y visibilizar a las personas que tienen déficit visual.
Ahora que se siente rehabilitada va acompañada por su novio a ver películas en las salas que tiene Cine Colombia en el centro comercial Ciudad Victoria que con colaboración de la Fundación Saldarriaga Concha que les suministra un dispositivo de audio descriptivo, les permite escuchar la película como si se tratara de una radionovela.

 

Como espuma
Esta chica, pura espuma cabalgando sobre las olas del mar, no canta porque sí. Lo de cantarina es cosa que le vino de sus ancestros: El abuelo paterno Vicente Ceballos era corista de la iglesia de Pácora, pueblo de Caldas, y tocaba el piano. La mamá Dianeth Gallego, sirena del mar de Buenaventura, cantaba en la casa con voz amplificada para que la ciudad conociera su alegría, y los vecinos en vez de molestarse la aplaudían, mas no llegó a hacerlo profesionalmente porque se enamoró en tal grado del papá de Katherín que perdió la voz.
En cambio la hija sí supo para que es una voz bonita, pues se comenta que desde niña cantaba frente al mar y que el mar la hizo artista.


A los 11 años cantaba con pistas grabadas en casetes y al llegar al colegio se ganó el primer festival de la canción estudiantil.
A los 16 grabó el primer sencillo titulado ‘Falsas promesas’ en ritmo de balada. Como en el año 2007 ya residía en Pereira y grabó la canción ‘Vete con ella’ con el productor musical Diego Pareja .


Sostiene que llegó al profesionalismo conducida por el profesor de música y pianista Víctor Hugo Estrada. Después ha ganado festivales y concursos de música realizados en pueblos y ciudades del Valle del Cauca y del Eje Cafetero. A esto es necesario agregar que su participación en los realities de los canales privados de televisión ha sido destacada.


La rehabilitación de Katherín ha sido tan efectiva que aquí la tengo frente a mí quejándose de las heridas que en los talones le produjeron los zapatos estrechos que le trajo el Niño Dios la noche de Navidad, los mismos que usó para bailar con el novio durante la fiesta de año viejo. Así es esta mujer que parece haber sido bautizada no con el agua bendita del templo católico sino con agua salada del mar de Buenaventura, la música y las canciones.
¡Nadie lo cree! Para creerlo hay que verla actuar. O si no llamarla a los números: 3164207616-3122823454.

 


Public



CLASIFICADOS / PUBLISERVICIOS

Adb33c1896515d64e0e5038c31b65978
6aeb9a4032e3eb0fefa027e73bf0ce7d
4682cf392b8a92732d139104ca19a714
Ac0ce5d5b3acb3e6ea2dafaf05c34255
1767ca6715697db9b526da623d139a88
E8d86bc1a9aaca37d0453f0afa290fe7
9bfa6c3a2098b543f49f9e35b24b79c3
81ba0756f6208b6c69a4d3e76468eef1
Mn_clasi1


Portada en formato PDF
COPYRIGHT 漏 2013 R.R EDITORES Prohibida su reproducci贸n total o parcial, as铆 como su traducci贸n a cualquier idioma sin autorizaci贸n escrita de su titular
Tratamiento de datos personales

08:57